Maternidad

Vínculo materno

Vínculo. No hay nada más bonito y a la vez más complejo.

Te podrán contar mil cosas sobre maternidad, sobre el parto, el embarazo, la alimentación, la relación con tu pareja, con tu suegra, con tu trabajo, con tu bebé…

La maternidad lo cambia todo y el vínculo es demasiado fuerte, a veces es tan fuerte que te supera sobre todo durante los primeros años…

Foto de MilkBathBarcelona & Bali Spirit Spa Barcelona una experiencia súper recomendable para ir con tu bebé.

 

A veces lo quieres sentir y crees que no es suficiente…

A veces nos exigimos sin cuidarnos, nos anulamos, nos venimos arriba, nos hacemos invencibles!

No volveré a ser la misma, aunque echo de menos algunas cosas de mi vida anterior con el tiempo. Decidí ser madre aunque no sabía las consecuencias porque te las puedes imaginar pero hasta que no lo vives “you know nothing, dear mom snow!”...

Cada maternidad es única, lo mismo que cada persona es especial. Es una sensación difícil de explicar, porque los sentimientos a veces son demasiado fuertes y nunca antes has vivido nada igual.

El cordón umbilical se corta al nacer pero albergar y dar vida a un ser es algo demasiado bestial y volver a ser mujer-madre-amiga se queda corto. La maternidad trae tantos roles como retos. Vértigo, miedo y amor. Lo he sentido infinidad de veces. 

Después de dos embarazos, dos partos y una pérdida siento que la vida y la muerte nos recolocan de nuevo en este mundo de locxs. Todas hemos disfrutado, hemos sufrido, hemos reído, hemos llorado… independientemente de ser madres o no pero lo siento, yo esta movida emocional no la puedo comparar con nada.

Lo que me queda claro es que “La decisión de tener un hijo es trascendenal. Es aceptar por siempre que tu corazón ande vagando fuera fuera de tu cuerpo” como dijo Elizabeth Stone. Es aceptar que nunca más vas a volver a estar sola, que tus pensamientos siempre estarán ocupados.

Y es que después de hablar con otras mujeres que se plantean esto de la maternidad, puedo llegar a entender eso de no encontrar el momento perfecto para ser madres o no querer tener hijos. Nuestro yo se aniquila un poquiiito durante los primeros años y los años siguientes, así que perder algunas parcelas de tu vida cuesta. En mi caso, he perdido y también he ganado, si volviera atrás quizás rectificaría algunas cosas pero lo digo ahora, con la perspectiva que me da el tiempo.

En fin, date el tiempo que necesites, escucha tu corazón y permítete vivir la maternidad de la forma en que quieras que para eso es tuya.

 

¿Tu maternidad era como la imaginabas o ha superado tus expectativas?

 

1 Comment

  • Reply Michelle 20/06/2018 at 15:12

    Jamoni! Tenía pendiente leerte y escribirte. ¡que post más bonito! Son sentimientos tan fuertes y profundos, y para siempre, porque sí, la.mayoria de pensamientos son para ellos y por ellos. Y qué importante no olvidarnos mientras criamos… me ha.encantado

  • Leave a Reply

    Simple Share Buttons
    Simple Share Buttons
    A %d blogueros les gusta esto: