• Eres la mejor madre y punto. Te lo digo yo que no te conozco de nada.

    ¿Qué? ¿Cómo te quedas? Sí, no sé por qué pero es necesario que te lo diga. Porque a lo mejor tú no tienes tiempo ni de pensarlo o de recordártelo interiormente más a menudo. Eres la mejor madre y punto. Créeme. No me gusta hablar de mejores o peores madres pero hoy voy a ser radical. Me pongo en la piel de una primeriza con un bebé de tres meses en los brazos. Esa madre que ha mutado a leona con un hijo en brazos y que acaba cargando el hacha a cuestas cada vez que le sueltan un comentario. Normalmente escucharás consejos y críticas gratuitas. Otras veces tendrás que aguantar esas miradas…

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons