• Cap. 1843: Mi hijo no come

    A una madre nunca se le acaba la paciencia es más, con el tiempo se da cuenta que es invencible… como la armada… Poco a poco vas superando niveles, a lo supermario, vas saltando obstáculos, cayendo en pozos ciegos, en habitaciones oscuras… de todo sales! Sinceramente, estoy mintiendo como una bellaca… estoy desesperada! Primero llegó la papilla de fruta, luego la de verduras, la de pollo y verdura, la de ternera, la de pescado…un sinfín de papillas que a ver como te lo montas para que tu hijo se las coma… es una pena pero lejos quedan los días en que mi teta era el manjar de los dioses! El tema…

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons