Semana 38 embarazo… El parto me acecha!!!

Semana 38 embarazo

Llevo unos días leyendo entradas de mamibloggers para ir haciéndome a la idea de lo que me espera.
Por mucho que lea y relea, me puedo hacer una «pequeña» idea de lo que me espera, pero no sé a ciencia cierta de qué va esto del parto.

La gente empieza a preguntarte si tienes miedo, si estás cansada, cómo lo llevo…
El parto se va convirtiendo en un tema recurrente y me doy cuenta de que muchas mujeres tienen pánico al parto (evidentemente, en mi entorno hay pocas mamis de mi edad… de hecho he abierto la veda!) y son esas mujeres que no han parido las que llevan un acojone considerable.
Yo, como madre primeriza también debo estar acojonada… «Te veo muy tranquila! ¿No te da miedo el parto? ¿y cuidar un bebé los primeros días?» a medida que oigo según que comentarios me voy poniendo un poco tensa…

Es evidente que después de los 9 meses de embarazo viene el parto, el niño tiene que salir de ahí dentro ¿cómo? vía cesárea o vía vaginal, pero salir tiene que salir!
¿cómo será el momento? ¿cómo serán las contracciones? ¿las soportaré?
NOLOSÉ! 

La oración que más se repite es «Te vas a poner la epidural ¿no?»

Con luces de neón,
«LA EPIDURAL» esa gran amiga
(o enemiga, según cómo se mire).
semana-38-embarazo

Todas las mujeres que conozco que han parido y se han puesto la epidural, hablan de ella maravillas.
«Yo con epidural»,»La epidural es lo mejor, no te enteras de nada», «Si dices que no a la epidural es que no sabes lo que haces», «Cuando lleguen los dolores ya verás como la pides!», «Con los avances médicos no sé como aún hay mujeres que descartan el uso de la epidural», «Di que sí, epidural!», «Ui! Con lo quejica que eres, no dudes en pedirla!», «Te habías planteado parir sin epidural… estás loca!»

Luego está el sector cafre proparto natural… (digo cafre porque es así como ven la mayoría de mujeres a esas mujeres que no quieren epidural o que ni siquiera se plantean esa anestesia)
«el primero fue con epidural pero el segundo ni hablar, será natural!», «Parir naturalmente es una pasada, sentir a tu hijo salir es indescriptible», «Las complicaciones normalmente se dan si existe parto medicalizado», «Me pusieron la epidural y no sentia nada, acabé agotada de tanto apretar sin éxito… no habrá una segunda epidural», «Duele pero cuando ves a tu hijo, se te olvida todo!», «La sensación de dolor y después la calma, es lo mejor!»

Yo sólo pensar que esa aguja tiene que colarse entre dos de mis vértebras y leer algunas cuestiones sobre ella… qué quieres que te diga… me da bastante yuyu aunque como dicen las madreepidural… «cuando te apriete la contracción, la vas a pedir en vena sin pensártelo!» No sé que pesará más, si el pánico a la aguja enganchada en mi espalda y entrar en la rueda de la oxitocina o un contracción detrás de otra haciendo lo que me de la gana.

He estado leyendo el libro «Nueve meses de espera» un libro que para ser primeriza, recomiendo!
Hay cosas que comparto, otras que no, pero es una guía bastante completa sobre el embarazo, parto y esas cosas que una mujer como yo, desconoce.

Los efectos de la epidural puede ir muy bien, pero también pueden hacer que el parto se vaya al carajo… o que te tires un buen rato más apretando, sin movilidad y sin sentir nada para que venga el Sr. Fórceps y tire de tu hijo como buenamente pueda…. Una epidural a baja dosis, bien puestecita, debe ser glória, pero una epidural chunga puede joderte y bien… más info AQUÍ

Bien, el debate sobre EPIDURAL.SÍ & EPIDURAL.NO continua…
yo siempre había dicho que pediría epidural a la primera de cambio, pero ilustrándome un poco, he cambiado de opinión. Todo se verá el día del famoso parto… ya veremos si me deshago de dolor a la primera contracción o si me vuelvo una cafre y mediante el canto de mantras me relajo! Esta claro que hay que evitar el sufrimiento, tanto el mío como el del xurrumbel, así que todo sigue en el aire (espero no plantarme en un parto de 3 días porque sino pido que me abran en canal).

Quién sabe… quizás soy una mujer de esas entre miles que se abre en canal sin enterarse y pare en el autobus! Jajajaja!

_____

ACTUALIZACIÓN noviembre 2015…

Si queréis más info sobre epidurales LEE AQUÍ

Si queréis leer mi primer parto y mi segundo parto

Aquí os dejo con otras experiencias de parto que me han hecho pensar:

Creciendo con Emma
MamaChinaski
– A flor de pell
La mama corchea

 

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

6 Comentarios

  • Silvia

    Yo tenía muchas dudas, quería un parto respetado y prefería sin epidural por los problemas de los que hablas en el post, pero hasta el día del parto no sabía qué haría, si aguantaría o no. Cómo sabes estuve a punto de pedirla porque no controlaba los pujos, yo no quería empujar antes de tiempo, nisse me hubiera pasado por la cabeza harta ese día que algo asíspudiera ocurrirme. En fin, el día del parto tú elegirás lo mejor para ti, creo que (como en casi todo) no hay una decisión ideal para todo el mundo, cada mujer y cada parto son diferentes, lo importante es que sin epidural o con ella te respeten a ti y a tu hijo y puedas disfrutar de la experiencia. En relato de tu parto será una entrada que espero que escribas eh! 🙂 un abrazo guapa!

  • kittinha

    Tienes razón, mientras respeten me da igual. De hecho el hospital donde iré a parir es bastante respetuoso, o al menos, eso dicen. Así que espero no tener problemas y que todo vaya sobre ruedas. Tengo muchas ganas de relatar mi parto 😉 pero aún tengo que esperar un poco más :SBesets!

  • Wilma

    bueno yo ya te di mi opinión olvidarse de "yo me la voy a poner" "yo no, parto natural", porque nunca sabemos como vamos a reaccionar ni como va a ir el parto, por mucho que te lo imagines, jejeje, lo importante es que sea como sea lo vivas de la forma más feliz y especial posible, sea con epidural o no, más concretamente mi opinión es: aguanta lo que puedas hasta que deje de disfrutas y no lo soportes más, en ese momento puedes pedir la epidural y no pasará nada, habrás hecho un trabajo fundamental de dilatación, y si tienes suerte y el niño va rápido y no te hace falta pedirla pues tampoco pasa nada, te cuento un caso de mi profe de yoga con 20 años de comadrona: en el hospital donde estaba hubo un parto que hoy en día se sigue recordando, una mujer fue para un parto natural, llevó su música especial para el parto y no paraba de hablarle a su bebe, pero el parto se complicó y hubo que hacer cesárea, pero esa mujer decidió que el día que viera a su hijo porfin sería especial fuera como fuera, así que pidió que pudiera poner música en el quirófano, y mientras le abrían ella empezó a grita "vamos pequeña vamos que tu puedes, sal sal, vamos pequeña, aquí esta mamá", todo fue tan bonito, que hasta el médico y las enfermeras se emocionaron. Precioso verdad, sea como sea haz que ese momento sea inolvidable. Besossss

  • kittinha

    tengo TANTAS GANAS de parir que será especial sí o sí!lo bueno es aceptar también las cosas como vienen, y en ese aspecto creo que ya me he curtido… el problema es cuando la gente se emperra en tener un tipo de parto que no existe y luego quedan traumatizadas. Hace poco parió una conocida y los compañeros de habita le dieron el día. Resulta que era una pareja proparto natural y también se complicó y le tuvieron que hacer cesárea. En vez de aceptar la situación, se pasaron todo el ingreso maltratando al personal del hospital y dando la murga a todo cristo. En fin, el tema músicas lo quería tener controlado pero de momento no tengo nada, y ya no creo que prepare mucho más… ;(Cuento las horas para empezar a contar contracciones…Besitos!!!

  • Lucia b.

    jaja, si, yo tampoco quise epidural, de hecho cuando me la ofrecieron y me negué, las enfermeras me miraron como si yo estuviera loca. duele, sí, no tengo idea si dolerá menos con la epidural, pero lo cierto es que, sin ella, yo sentía exactamente el momento de pujar, mientras el doctor me indicaba una milésima de segundo después o antes. de sólo hacerme la idea de estar pujando en el momento incorrecto y no ayudar a mi hijo a salir, al cuerno con la anestesia, yo quiero hacer las cosas bien. cuando tenga otro niño -claro que dicen que el segundo duele menos… será cierto?- será de nuevo sin anestesia… no soy pro parto natural ni esas cosas, pero quiero tener el control de lo que hago, después de todo es mi hijo el que está saliendo, y depende enteramente de mi hacerlo salir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: