Maternidad

Periodo de adaptación infantil ¿cómo ayudar a nuestros hijos?

En su día ya escribí sobre el periodo de adaptación infantil, pero fue sobre los primeros días de guarde del fiera. Aún recuerdo mi bombo, la angustia de dejar a mi pequeño aunque fuesen 3 horas.

Recuerdo que fueron unos días horribles, solo iba 3 horas por la mañana pero no hubo periodo de adaptación posible. Me hubiese gustado jugar con él un poco antes de dejarlo, pero siempre debía dejarlo e irme a casa. Así que el lloraba en clase y yo en mi casa. Recuerdo su desconsuelo y el mío. Recuerdo mis hormonas y su apego. Por aquel entonces lucía una hermosa barriga de 6 meses…

Sí, la guarde no estuvo tan mal. Me vino genial para estar más tiempo con mi niña, y después dedicarle tiempo al fiera. También le fue genial para aprender normas y coger unos cuantos virus.

periodo-adaptacion-escolar

Periodo de adaptación infantil

El periodo de adaptación infantil puede ser algo positivo o negativo, para mi está siendo una tortura con mi hija. Si tienes un niñx que siempre ha ido a la guarde, seguramente será algo más fácil, o no! El verano es largo y hay pocas ganas de volver a la rutina.

Por otra parte, si tu hijx nunca ha ido a la guarde, ni nada parecido, lo más probable es que llore un montón. Esa adaptación se parecerá a la de la guarde… Vale, cada niñx es un mundo pero es muy complicado separarse de las fieras. La dolce vita en familia es maravillosa y después del verano toca pringar…

Pautas para el periodo de adaptación infantil

Cada persona tiene sus tiempos, así que no hay que tener prisa. En mi caso, intento siempre llevarlo de forma positiva, aunque cuando estoy sola, ya es otro cantar…

Con mi hija, hablo abiertamente de los sentimientos pero sin rascar demasiado. Creo que es importante que durante esos días, nos metamos en la piel de nuestras fieras y lo vivamos como un proceso lleno de amor y paciencia.

periodo-de-adaptación-infantil

Consejos para un periodo de adaptación positivo

El periodo de adaptación infantil es difícil pero podemos hacer varias cosas para llevarlo algo mejor, por ello Sónia López (Psicopedagoga, Maestra y formadora de familias) nos da algunas recomendaciones o pautas que pueden ayudar a nuestros pequeños a vivir el período de adaptación infantil de forma positiva:

1. Debemos ser conscientes que el temor que podemos sentir como mamás o papás ante este proceso es innato. Empezar una nueva etapa llena de cambios no es fácil ni para los niños ni para sus familias. TODOS debemos darnos tiempo y racionalizar nuestras emociones.

2. Debemos acompañar a nuestros pequeños durante esta fase de adaptación transmitiéndoles seguridad, tranquilidad y comprensión, somos el espejo en el cual se miran y debemos ser el mejor de los ejemplos. Deben vernos felices y optimistas ante esta nueva etapa que comienzan y no debemos cansarnos de explicarles que estamos convencidos que lo harán muy bien y que será una etapa llena de retos y nuevos descubrimientos. El refuerzo positivo debe ser constante y nuestras muestras de cariño también.

3. El proceso de adaptación dependerá mucho de las características de cada niño. Debemos dar el tiempo suficiente y respetar ritmos, cada niño presentará necesidades diferentes que deberemos observar y dar respuesta.

4. Siempre que sea posible deberemos anticiparles lo que va a pasar en el colegio; rutinas que realizarán al aula, profesores con los que convivirán, actividades…Esta información les dará mucha seguridad.

5. SIEMPRE debemos despedirnos de ellos y nunca irnos sin que nos vean, así evitaremos la sensación de abandono. Debemos evitar también que las despedidas sean demasiado largas y dejarlos llorando o con cara de preocupación.

6. Debemos confiar plenamente en el docente y nunca cuestionar su trabajo o decisiones delante de nuestro hijo. Compartamos nuestras preguntas, inquietudes u observaciones con él. El trabajo conjunto escuela-familia será uno de los pilares en la educación de nuestros hijos.

7. Hagámosles partícipes en la preparación del material de la escuela y en la compra del mismo. La noche anterior preparemos juntos todo lo necesario para el día siguiente y establezcamos rutinas que nos aportarán a lo largo de toda la escolaridad.

8. Deberíamos intentar que el comienzo del nuevo curso no coincida con otros cambios importantes; retirada de chupete para dormir o pañal de noche, cambio de domicilio…

9. Podemos utilizar el juego simbólico en casa creando situaciones similares a las que el pequeño vivirá o vive en el colegio. Será un momento ideal para poder hablar de forma distendida y poder saber cómo nuestro pequeño está viviendo el proceso de adaptación.

10. En el mercado hay numerosas publicaciones de cuentos relacionados con el inicio de la escuela. Podemos aprovechar la “hora del cuento” para seguir trabajando y fortaleciendo el proceso.

Espero que os haya gustado el post y sigáis el blog de Sónia López porque es muy inspirador y toca temas de educación que nos preocupan a todas. Os dejo con otro post de su blog para que veáis las 10 cosas que TODOS los niños deberían APRENDER.

¡Gracias de nuevo, Sónia, por todos estos consejos! Me ayudan mucho a seguir trabajando la vuelta al cole y la adaptación de mi pequeña fiera. 

¿Vosotras cómo lleváis el periodo de adaptación? ¿Tenéis algún truco especial para llevar mejor estos días?

 

No Comments

Leave a Reply

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: