LIFESTYLE MAMA

Mi operación de miopía con láser

Hace un tiempo os hablaba sobre mi uso de gafas, la compra de lentillas online y mi tremenda miopía. Pero lo que no os he contado es que desde 2012, ya no uso gafas, ni lentillas multifocales. Hoy os quería hablar sobre la operación con láser a la que me sometí en la clínica Corachán de Barcelona.

Mi operación de miopía con láser

Siempre tuve claro que me operaría tarde o temprano pero esperé a acabar mis estudios universitarios y también intenté hacerlo antes de mi maternidad, aunque finalmente las cosas fueron de otra manera.

Escogí la clínica Corachán (Admiravisión) porque allí había un doctor que había operado a una amiga mía y me daba mucha confianza el láser Lasik. Puestos a pagar y comparando precios, todo era bastante similar así que me puse en manos del Dr. Carlos Martín. 

 

Cirugía refractiva

La cirugía refractiva se realiza con láser, ya que gracias a su precisión permite moldear la córnea y adecuar la curvatura eliminando las cantidades de tejido necesarias y modificar la refracción ocular para conseguir un enfoque correcto de las imagenes en la retina.

Me operé con casi 6 dioptrias en cada ojo ¡cuidado! era una miope total! Para mi llevar gafas se había convertido en un problema. Porque cuando partes de 2 dioptrías, aunque también es lo suyo, puedes más o menos hacer una vida normal, pero yo cuando me quitaba las gafas no veía absolutamente nada.

 

La operación de miopía explicada a mi manera

Llegó el día y recuerdo que estaba hipernerviosa. Al llegar a consulta me encontré con otra chica que estaba peor que yo, histérica y con una pantalla que ofrecía la operación en vivo de la persona que en aquel momento estaba en consulta. Alucinante, peor que la escenita de la Naranja Mecánica o el Perro Andaluz.

Entre el yuyu que tenía, la tele con aquellas imágenes y la histérica casi me da algo. Siempre piensas en que pueda pasar algo, que haya un contratiempo, que se apague el láser y me quede ciega o que no sea capaz de mantener la mirada en un punto.

Recuerdo que estaba tensa hasta que me dieron un tranquilizante muscular pero recuerdo que me tumbé en la camilla súper nerviosa intentando visualizar que todo iría genial.

Mi operación de miopía en sí duró casi nada, cuando acabaron recuerdo que dije “¿ya está?”. Siempre imaginé que duraría más y sería más duro, las fotos que había visto por internet hacen mucho daño. Te recomiendo que mires el proceso por encima pero no busques tanta info…

En realidad estuvieron 10 minutos por ojo o menos y pude levantarse sola de la camilla, eso sí, lo veía todo borroso. Lo jodido de la intervención es que debes estar todo el rato con los ojos abiertos mirando hacia una luz, sin mover el ojo. Lo suyo es concentrarse un rato y no pensar demasiado en lo que está pasando. Cuando colocar el anillo de succión y hay unos segundos que pierdes la visión del mundo da miedito pero pronto vuelves a ver todo. Con el láser Lasik, todo va rápido y entre la anestesia y luego el antiinflamatorio y antibiótico se pasa todo súper rápido.

¡Ah! y me dieron un DVD para que pudiese ver MI operación en casa! DVD que nunca he visto… ¡jajajaja!

El postoperatorio

Recuerdo que pasé la tarde durmiendo porque me notaba que me ardían los ojos. El postoperatorio consistió en poner gotas y más gotas, ir con cuidado de no rascarme los ojos sin querer y controlar que no me entrada agua en los ojos durante la ducha. Estuve un mes yendo con mucho cuidado y creo que en cuestión de 3 días, podía hacer vida normal. Eso sí, mis ojos estaban bastante secos (soy una tía feliz) y debía usar lágrima casi cada dos horas.

operacion miopia

A mi me daban 2

El tiempo pasó y según las revisiones, mis ojitos no acaban de estar limpios de dioptrías… Se quedaron los dos ojos con una dioptría cada uno, así que como mi cornea era bastante gruesa, decidí volver a operarme y la clínica asumió el coste de la operación. El caso es que cuando tome aquella decisión, ya estaba embarazada del fiera y ellos se comprometieron a operarme de nuevo una vez pasara la lactancia y todo.

Cuando elfiera cumplió los 8 meses, dejé la lactancia y a los 3 meses o así, volví a operarme para quedar limpia del todo. Si algo quería era liberarme mis gafas durante un tiempo.

Así que nada, me volví a operar por segunda vez con una recuperación super rápida, nada que ver con la primera operación. No es lo mismo una intervención en un ojo con una dioptría que con cinco, así que si lo estáis valorando, no os lo penséis. Yo pasé dos veces por el láser y volvería a pasar. Merece mucho la pena y yo se lo recomiendo a todos los miopes del mundo mundial. Muchas personas son reacias a una operación de este calibre por lo que supone estar con los ojos abiertos durante la intervención o pensar en que algo pueda salir mal. Las probabilidades son casi nulas, la operación no duele y creo que postoperatorio es leve.

Actualmente, después de 6 años de operación puedo decir que sigo sin miopía y aunque uso gotas a diario por el uso del ordenador, sigo súper feliz con la decisión que tomé. Me daba mucho miedo pero finalmente, me armé de valor y aquí sigo sin gafas 😉 Yo te animo a que te operes y que busques un profesional que te dé confianza. No te arrepentirás!

¿Y tú? ¿Te has operado o te operarías de miopía?

No Comments

Leave a Reply

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: