El día de la madre! Ay! Madrecita del alma querida…

Hace tres años que celebro el día de la madre pero el más especial de todos los días de la madre de todos los años sin duda siempre fue el día 6 de mayo de 2012. Aquel día, era el día de la madre y el mejor regalo llegó al mediodía… tuve que esperar 41 semanas!

dia de la madre

Aquel día me acordé de todas las madres-mujeres, las de antes y las de ahora, las de mi familia y las desconocidas de las selvas. Un parto salvaje lleno de contracciones de esas que te cogen la zona lumbar hasta el pubis, que te abren por dentro, que te desgarran a cada minuto… qué dolor más grande!

Ya empezando por ahí… porque eso de apretar es sólo el principio de una larga historia 😛 Cómo pueden aguantar tanto las madres? Cómo hemos llegado hasta aquí?

Sin duda ser M A D R E se convirtió más que nunca en un ritual de paso.

Mi tatarabuela, mi bisabuela, mi abuela, mi madre… Mi santa madre había tenido 4 hijos sin epidural! Sé que un hijo es para una madre el mejor regalo, el momento en el que tu alma se parte en un pedacito que irá vagando por el mundo… me pregunté entonces… ¿Podría contener tanto amor en mi corazón? ¿Podría quererte tanto por los siglos de los siglos? ¿Y si algún día me faltabas? Ay! Madre! Ay! Hijo! Dos amores tan distintos y a la vez tan iguales.

Porque el día en el que fuí madre me di cuenta de lo cerca que estaba de la mía. Me di cuenta que nunca más estaría sola en el mundo y que aunque vivimos mil alegrías también vivimos mil penas (en silencio). Cómo sufren las madres… cómo sienten las madres… Y es que siempre me reía de ella cuando veíamos programas de reencuentros familiares, siempre lloraba. «Mamá, pero ¿por qué lloras si no te tocan nada?», «Es que me emociono!»… (ahora a mi también me pasa lo MISMO!).

Tantas cosas he dicho que no haría como tú y tantas cosas estoy repitiendo… «De todo lo que habla una, gusta!». Para empezar hasta los refranes me has pegado… luego la lágrima fácil… no puedo ver según qué películas…. es más, las noticias de desastres me golpean el corazón y se me saltan las lágrimas. Lo mismo que por las noches, me siento sola en el sofá y me quedo tranquila y en paz con mis cosas.

M A D R E

Tantas cosas podría decirte y tan pocas te digo…

Siempre a punto con el vaso de colacao por la mañana. Siempre mimando al detalle cada cosa. Siempre en todo y en nada. Siempre velando porque no me faltara nada…

Como tu dices hay madres, madrazas y madrecitas. Para mi hay un poco de todas en una madre, pero tú eres una madraza, una gran mamma italiana, Maria. Gracias a la madre que te trajo por traerte a este mundo, gracias a ti por traerme aquí sin preguntarme antes y gracias a L. y G. por hacerme madre, sufridora y a la vez, ser tan feliz.

Puedo decirlo con orgullo.

Soy madre, y cuánto te debo mamá… a ti y a mis hijos! 

 

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

11 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: