Gracias por estos dos años, princesa!

Pasa el tiempo demasiado rápido para darme cuenta que mi último bebé ya dice y ya quiere «yo sola».

Ha crecido a pasos agigantados, no sé si porque su hermano le ha abierto el camino… o es porque las niñas son unas más listas que el hambre por lo que vendrá… aquí no entendemos de sexo débil aunque somos princesas, princesas macarras…

» Siempre te soñé y hoy ya tienes 2 años. Mi bebé arcoíris!

Tienes el don especial de enamorar con la mirada, de bailar y reír, de abrazar a tu hermano y de sentirte querida. Podría decir que los hijos llegan gracias al amor, y son ellos los que nos hacen sentirnos más vivos aún. Lo cierto es que no puedo ser más feliz, de tenerte a ti y a tu hermano a mi lado. Y por supuesto, al padre que siempre nos abraza. 

Me quedo embobada cuando no quieres salir de casa sin tus peluches gatunos, cuando bailas y cantas tus canciones haciendo palmas, cuando pides el cuento antes de ir a dormir, cuando abres la boca antes de servir el pastel de chocolate, cuando sales corriendo porque algo te da miedo, cuando haces payasadas para que nos riamos contigo, cuando te pones cualquier cosa en la cabeza, cuando buscas a tu hermano para jugar…

Me sorprende ver tu habilidad con cualquier cosa que te propones y esa cabezonería tan marca «de la casa». Tanto tu hermano como tú tenéis rasgos comunes, y a veces pienso que estoy viviendo pequeños fragmentos de una crianza de primeriza, rebobinando recuerdos y deseando mantenerte en mi regazo.

Pude imaginarte cuando estabas en mi vientre pero has superado mis expectativas porque me lo has puesto todo tan fácil que a veces me maldigo cuando me quejo por cualquier tontería. Sé que tú eres capaz de iluminar la noche más oscura y borrar el recuerdo más amargo.

Gracias mi vida, eres una niña encantadora, y no lo digo yo porque sea tu madre (que también), sino porque aunque lo del comer lo llevamos un poco regular, sí que duermes por la noche. Benditas noches y bendita lactancia la que me has regalado. Ya que todo fuera tan rosa en esta vida!

Sé que estos dos años han muy pasado rápido y quiero frenar el tiempo porque estás en un momento tan dulce que te comeré cualquier día. Ese punto de princesa guerrera y esa obsesión por ponerte gorros y collares por encima me mata.

Sé que todas las etapas son mágicas, que todas tienen sus cosas buenas y malas como todo en esta vida, pero ahora soy más consciente que este será nuestro último año bien juntitas. No quiero pensar en el futuro así que voy a intentar estar contigo al máximo, porque aunque a veces es muy difícil compaginarlo todo y acabamos agotadas, sé que luego me quedarán más ganas de ti.

Querida mía, tengo más palabras pendientes pero me cuesta escribirlas. No quiero darte consejos, ni lecciones porque hoy quiero vivirte y saber que seguiremos juntas, tengas 2 o 50 años.

Me gustaría decirte que en tu segundo aniversario disfrutes con tus juguetes y tu velita. Que sigas descubriendo cosas y que todo sea nuevo. Espero seguir aprendiendo de ti y deseando que me sorprendas con alguna cosa nueva cada día. Espero seguir disfrutando de mi bebé-amorosa-paparrita!

Felicidades mi santa, mi amor!

Gracias por llegar y llenar nuestras vidas. Gracias por ser nuestra niña y completar nuestra preciosa familia.

Gracias por tanto.»

______________

Las fotos se las debo a Caro Cañellas que ha sabido sacar lo mejor de mis fieras en una sesión que hicimos en su estudio. Gracias Caro, artista!

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

10 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: