Escapada a la Garrotxa con niños: Volcán de Santa Margarida, Besalú, Olot y más

Hace mucho tiempo que no me paso por aquí y es que la vuelta a la rutina no nos deja tiempo para mirarnos el ombligo. Ya sabéis cómo está siendo este año… ¡espero organizarme mejor para contaros cosas por el blog!

Hacía tiempo que no nos escapábamos de la ciudad y este fin de semana hemos hecho algunas excursiones, así que os cuento cómo ha ido nuestra escapada a la Garrotxa con niños. Además de visitar volcanes, también hemos visto una granja de vacas y hemos disfrutado mucho. La euforia ha sido permanente, lo que me recuerda que debemos viajar más a pesar de las circunstancias. 

Escapada a la Garrotxa con niños

Antes de nada os quería decir que nos alojamos en el albergue de Vic porque abrieron convocatoria de Vacances en Familia y me apunté un poco in extremis. Para quienes no sabéis de qué va el tema, os dejo otro post donde os cuento todo el tema y las ventajas de apuntarte.

Os diré que el albergue no estaba mal pero creo que el de la Vall d’en Bas es más nuevo y está mejor. Nosotros vamos al albergue básicamente a dormir porque ahora las salas de juego están cerradas y el tema de la comida no está del todo mal pero antes era mucho mejor. Con el covid hay catering pero tampoco es para tirar cohetes, eso sí, el personal súper atento y ninguna pega. Mi intención era estar por Vic porque me encanta pasear por sus calles e ir de excursión por la Garrotxa.

Vic con niños 

Si no conoces Vic, estoy segura de que te encantará la capital de la comarca de Osona. Su plaza es histórica y preciosa, además cuenta con un montón de edificios emblemáticos. En Vic tenéis planes para todos pero si os soy sincera, hice un ejercicio de mindfulness comiendo un gofre en la crepería que hay justo en una de las esquinas de la plaza. Pasear por el centro es siempre un planazo con niños y si se animan, siempre pueden jugar a futbol en la plaza. Incluso nos dio tiempo de descubrir la Mulassa de Vic y la catedral. 

 

Bosc encantat de Gurb con niños

Aprovechando que estábamos muy cerca de Gurb, fuimos a visitar su bosque encantado. Para llegar debéis llegar hasta Gurb y luego buscar indicaciones para ir a la ermita de Sant Andreu de Gurb.

El bosque encantado es un lugar especial para ir con las fieras porque está lleno de animales esculpidos en madera, podemos aprender qué árboles hay en el bosque y divertirnos con mensajes escondidos. En vez de ir al bosque sin más, aquí os podéis entretener un rato y disfrutar de los colores del otoño.

 

Visita a Mas la Coromina – La granja ecológica de Ato

Otra de los planes que realizamos desde Vic fue la excursión a la granja de vacas de Ato. La previsión meteorológica era mala para todo el sábado, así que teníamos que buscar plan bajo cubierto.

Tenía dudas si visitar la granja de Fageda o la de Ato, la verdad es que dejé de consumir leche de vaca aunque mis hijos sí que la toman. La verdad es que cada vez estoy más sensibilizada con el tema y me da mucha pena el tema de la explotación animal pero a la vez, quería ver cómo funcionaba la granja por dentro.

La granja pertenece a una familia que compró la masía en su día y que se especializó en producir leche de calidad. Tiene más de 250 vacas que están en perfectas condiciones. Lo que más me gustó es que la granja está trabajando para conseguir una certificación para producir leche ecológica. Esto quiere decir que las vacas producirán leche bajo otros estándares de calidad, las vacas estarán más cuidadas y su leche también tendrá otras cualidades. Ato tendrá una leche ecológica en breve y además venderá variedades de queso ecológico.

La visita es muy amena para pequeños y mayores y dura una hora y media. Los niños pueden ver todo lo que conlleva vivir en una granja, descubrir el huerto, las gallinas, dar de comer a las vacas, ver cómo se ordeñan y cómo viven en ese entorno. Lástima que con la lluvia no pudimos ver cómo estaban en el campo pastando pero todas las instalaciones estaban muy limpias. Al final de la visita, realizamos una degustación de quesos y leche.

Os puedo asegurar que las vacas eran increíbles, las instalaciones estaban impecables y los campos estaban muy cuidados. Merece la pena conocer un proyecto así y espero que todo les vaya bien. 

 

Después de la visita a la granja fuimos a comer al Hostal del Ossos. Un lugar que me recomendó una amiga y que fue un acierto. Os recomiendo que llaméis con tiempo porque se llena. Los macarrones de la iaia y los canelones fueron un éxito. También hacen otros platos geniales e incluso cuentan con gastronomía volcánica.

Por la tarde aprovechamos para dar una vuelta por Olot hasta que empezó a llover de nuevo.

 

Escapada a la Garrotxa con niños: Excursión al Volcán de Santa Margarida

Teníamos muchas ganas de hacer la excursión al volcán con las fieras. Es una excursión fácil para hacer en familia porque en media hora te plantas en el cráter del volcán.

Existen dos parkings en la Fageda, el de la Fageda d’en Jordà y el del Volcán de Santa Margarida. La verdad es que se llenan rápido, así que más vale madrugar porque a las 10.30 te lo puedes encontrar lleno y te fastidiará la excursión si vas con fieras. 

Una vez aparcáis podéis coger el camino y empezar a subir el camino. En una media hora estaréis en la ermita. Es un camino precioso, lleno de vegetación excepcional e ideal para descubrir la naturaleza en estado puro. Si lleváis bebés, podéis hacer la excursión con portabebés sin problemas. Por el camino encontraréis infinidad de setas, castañas, flores, insectos… las fieras disfrutaron un montón de la experiencia.

Visitar Besalú con niños

Después del volcán nos fuimos de cabeza a Besalú. Otro pueblo precioso es Castellfollit de la Roca o Santa Pau, pero quería volver a Besalú sí o sí. Para mí es uno de los pueblos medievales más bonitos de Catalunya, también me encanta Montblanc. Cuando paseas por sus calles siempre es un lujo pararse en todos los pequeños detalles, mirar sus muros de piedra o descubrir de nuevo el puente medieval.

En Besalú encontraremos un puente medieval precioso por donde pasa el río Fluvià. Podéis pasear por la plaza mayor, ir por el carrer del Pont Vell y descubrir el puente. También podéis bajar hasta la sinagoga de Besalú que conecta con el camino que baja al río. Justo al lado de la sinagoga hay un lugar para tomar café que es perfecto para disfrutar de vistas del puente y del sol, en la cafetería del 10 del Pont. Allí nos tomamos un bocata mientras las fieras jugaban y nos fuimos al río a ver los patos y a tirar piedras al agua, que eso siempre es un buen plan.

En dos días hemos hecho de todo aunque la lluvia nos frenó un poco. Tendremos que volver en primavera para bañarnos en alguna poza y hacer nuevas excursiones para acabar de descubrir el Croscat y otros pueblos. Como os digo, la escapada a la Garrotxa con niños es perfecta para un fin de semana. Podéis hacer un montón de planes por el bosque y descubrir todo lo que esconde la zona volcánica y la Fageda d’en Jordà.

Recordad llevar calzado impermeable, chubasquero, bolsas para guardar tesoros y abrigaros bien. Otra cosa importante, sed cuidadosos con el entorno porque estaréis pisando una zona protegida, recordad mantenerlo todo limpito y ser respetuosos. 

¿Conocéis la Garrotxa?¿Qué 

 

Otros posts que os pueden interesar para viajar con niños:

5 escapadas en familia en Cataluña

Cerdanya EcoResort, disfrutando de la Cerdanya con niños pequeños

Berga Resort en familia. Planes con niños en el Berguedà

Port Aventura con niños pequeños: atracciones, consejos y más

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

¿Te animas a comentar? Me encantaría leerte!

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: