«El cerebro del niño» de Siegel & Payne

En verano vi anunciado el libro de «El cerebro del niño» en un magazine dominical, desde entonces sentí la necesidad de tenerlo en mis manos.

Tu hijo de dos años tiene una rabieta en una tienda. Tu hijo de cuatro se niega a vestirse. Tu hijo de quinto curso está de suplente en el banquillo, enfurruñado, en lugar de jugar en el campo. ¿Acaso los niños conspiran para que la vida de sus padres sea un desafío continuo? No, lo que pasa es que su cerebro en desarrollo lleva la voz cantante.

el-cerebro-del-niño
ya va por la 8ª edición…

Siempre me han apasionado los temas de psicología en general, el tema de las emociones, de cómo gestionarlas, entenderlas, mejorarlas, etc. Así que después de leer libros de González y otros autores como Gutman (que no he llegado a apreciar, no sé si por su escritura o porque escogí un libro equivocado), decidí comprarlo.

Sinceramente, no me ha decepcionado porque está lleno de casos prácticos que podemos poner en marcha con nuestros pequeños. Podemos educar en positivo y aprender a gestionar las rabietas de nuestros hijos, saber cómo activar las diferentes partes de nuestro cerebro para conectar con ellos en momentos clave. La clave es la integración de todas nuestras partes del cerebro, de nuestras inteligencias emocionales . Todos tenemos un cerebro que nos hace actuar de forma instintiva, racional, irracional, etc. pero para conseguir nuestra supervivencia lo que pretende el libro es ofrecer herramientas para conseguir un cerebro pleno. Leyéndolo aprendes muchas cosas e incluso te ayuda a entenderte a ti mismo y las formas de reaccionar porque todas partimos de una experiencia que ha configurado nuestra forma de ver las cosas. No puedo evitar pensar en momentos de mi infancia y en cómo actuaban mis padres frente algunas situaciones más o menos traumáticas.

Lo que más me ha gustado han sido los ejemplos prácticos y la forma en la que nos da soluciones para situaciones emocionales concretas, siempre trabajando desde abajo, desde la raíz del problema. Ante un momento doloroso un niño actúa de una manera y dar unas pautas a los padres de cómo gestionar momentos difíciles de forma consciente y superarlos me parece fantástico. Por otra parte también hay un apartado que ayuda a llevar a cabo momentos de introspección y lo poderosa que puede ser una imagen mental para los más pequeños. Nos enseña técnicas para superar los miedos y técnicas de relajación para ellos. Nos ayuda a mantener la calma en situaciones límite aportando métodos de autocontrol para ellos. En definitiva nos da las pautas para ayudar a nuestros hijos a llevar su mente por el camino adecuado para que puedan gestionar sus emociones de forma práctica y autónoma.

No quiero hacer un análisis ni una reseña demasiado exhaustiva pero creo que como padres-educadores debemos intentar entender los procesos internos de la mente, la evolución del cerebro de nuestro hijo y sus emociones.

Sin duda, si tenéis oportunidad de echarle un ojo a «El cerebro del niño» ya me diréis… y otro libro que también os puede gustar de los mismos autores es Disciplina sin lágrimas. 

Personalmente, os lo recomiendo!

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: