Cosas para bebes

Cómo empezar el Baby Led Weaning y no morir en el intento

Empezar con el baby-led weaning (BLW) puede ser lo mejor para que tu bebé empiece a probar nuevos alimentos. En mi caso, después de tener mis dos hijos, cuando iniciamos la alimentación complementaria aprendí que lo primero, como todo en la crianza, es relajarse. Me relajé más con mi segunda hija, ya sabéis, las segundas van de otra manera.

Aún recuerdo la primera papilla de frutas de mi hijo… ¡menudo chasco me llevé! Lo que a veces recuerdo era la locura de tener siempre verdura hecha para la hora de comer: pochar verduras porque él no las quería hervidas, comprar trocitos de pollo o ternera, realizar papillas a todas horas, etc. La alimentación para bebés a veces es muy esclava, sobre todo en verano cuando los horarios son más anárquicos y aunque siempre nos quedará la lactancia, ahora hay más soluciones para la alimentación complementaria de los bebés. Si quieres cocinar en casa, te recomiendo la Babycook, pero también existen soluciones geniales como las papillas y los tarritos.

Hay productos ecológicos para bebés que nos facilitan mucho la vida, sobre todo cuando no estamos en casa. Ahora tenemos tarritos infantiles elaborados con productos de agricultura ecológica, sin sales ni azúcares añadidos, sin almidones y sin espesantes.

Smileat tiene un montón tarritos infantiles bio con verduras ecológicas que me parecen geniales para ir jugando con diferentes texturas. La alimentación complementaria no siempre es fácil y podemos apoyarnos en papillas, tarritos y productos frescos, siempre controlando las cantidades.

Cómo empezar el Baby Led Weaning

Puede parecer una cosa muy obvia, pero el bebé primero tendrá que ver a las personas de su alrededor comer comida sólida. Si no ve lo que es una “comida familiar”, no creo que imite demasiado a sus padres o hermanos. Para ello, la trona será nuestra gran aliada. Eso y que el bebé se mantenga sentado, no hay que forzar a los niños a que se sienten antes de tiempo porque sentarse y comer papillas van de la mano.

 

Si tenemos una trona con bandeja, lo mejor es colocarle algún trozo de comida en un plato o directamente en la bandeja limpia. Lo mejor es no saturar al bebé con varios alimentos, es decir, podemos colocar trozos de comida como brócoli o zanahoria y después introducir otros alimentos. Las primeras veces iremos probando alimentos nuevos poco a poco, pero más adelante podemos ofrecerle más variedad.

Baby led weaning y sus “peligros”

Hay muchas personas que pueden pensar que el Baby Led Weaning es una locura por el atragantamiento. Es importante ofrecer alimentos que estén pensados para los bebés, de esta manera evitamos que el baby led weaning sea peligroso.

Si tenemos un bebé desdentado, no le daremos un trozo de zanahoria gigante y duro como una piedra. A ver si me explico, lo más lógico será darle una zanahoria hervida y cortada para que pueda cogerla con sus manitas.

El corte de los alimentos es importante, así que podemos ofrecer verdura cortada para que pueda cogerla con sus manos, en barritas blanditas. Dejarlo experimentar con las texturas será una fiesta porque tirará muchos alimentos al suelo, pero poco a poco empezará a comerlos. Hay que armarse de paciencia y dejarlos jugar, ofrecerles texturas nuevas junto con algo triturado, e ir probando. Lo divertido será cuando ya empiece a coger y soltar alimentos con facilidad, hasta que al final se los coma.

Por cierto, otra cosa bastante obvia es que hay que vigilar siempre a nuestros bebés porque dejarlos solos comiendo y practicando el Baby led Weaning no es una buena opción.

Como ya he dicho al inicio, para mi es básico no tener prisas con el tema de la introducción de alimentos. Hay bebés que odian las cucharas y las texturas pastosas, por lo que cuesta mucho introducir alimentos. Además que la lactancia materna gana la partida, donde se ponga el pecho no se pone un trozo de comida (al menos a mí me costó lo mío encontrar el equilibrio).

Hay que intentar ofrecer alimentos sólidos nuevos cuando los bebés no tengan mucha hambre o no estén cansados. Si están hambrientos, lo único que conseguiremos es que acaben llorando y exigiendo un alimento rápido. En estos casos es mejor darles papillas o tarritos.

Por último, madres mías, hay bebés glotones que verán un trozo y se lo comerán en seguida, pero lo más normal es que experimenten con las texturas nuevas. Ahora que es verano, aprovechad para ofrecer frutas maduras y experimentar sin baberos. Después de cada comida tocará ir a la bañera de cabeza, así que a disfrutar del proceso.

¿Tú practicas o practicaste el baby led weaning? 

No Comments

Leave a Reply

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: