Besos para todos

vieja-visillo-6001

Recuerdo que cada vez que iba al pueblo de mis padres de vacaciones que unas mujeres con «barba» o bigote me besaban. Ciertamente yo no entendía nada, no sabía por qué debía besarlas (bueno sí, eran amigas de mi abuela) y por otra parte no sabía por qué siendo mujeres, pinchaban!

Aquellos debates internos los tenía con 8 o 9 años supongo. Un día le dije a mi madre «no me gusta besarlas porque tienen pelos y pinchan!».

Recuerdo que aquellas mujeres de pueblo, rudas,  rurales, de la tierra, viejas y no muy guapas me besaban sin parar con ese «ay! qué niña más guapa! que te como!». Salvo esos pensamientos, no recuerdo tener pesadillas ni trauma infantil por ello. De hecho con el tiempo, sé que algunas de ellas aún no saben lo que son unas pinzas para depilarse los pelajos pero son mujeres duras como piedras que tiene muchas cosas que enseñarme.

Todo esto lo digo porque aún estoy un poco como asíN con todos los artículos que voy leyendo sobre los niños/bebés y los besos con los adultos.

El detonante se produjo ayer, a raíz de este artículo (va camino de convertirse en un TOP POST de Babycenter! una meada fuera de tiesto, aunque salvaría los primeros párrafos). De unos 300 y pico comentarios, todos los leía a favor hasta que hubo uno, el 63, que decía exactamente lo que yo pensaba. Luego leí también que la autora había borrado según qué comentarios por considerarlos ofensivos.

Y yo me pregunto ¿qué pasa con los besos? ¿los niños sólo deben ser besados por sus familiares? ¿no se los debe forzar a hacer lo que no quieren? ¿no se les puede inculcar el «beso»? ¿debo decirle a mi hijo que bese a quién quiera? ¿si le dejo que bese a desconocidos puedo convertirlo en un niño sumiso y por ende, un niño más predispuesto al acoso por no enseñarle a decir NO? (esto último es lo que deja entrever el articulo de ayer, al menos, eso es lo que entendí). 

bebe-lleno-de-besos-la-abuela-estuvo-aqui

LOS BESOS EN MI CASA

En mi casa, tanto el pater como yo inculcamos el beso. Cuando llegamos a casa de los abuelos o de los amigos y cuando nos vamos. Para dormir también se reparten besos. Durante todo mi embarazo la fiera ha estado besuqueando mi barriga antes de dormir y desde que conoció a su hermana, no para de darle besos durante todo el día. Es más, después de dos años y medio, sólo ha dado besos como dios manda a mi barriga y a su hermana. Más tarde me ha dado besos en la boca (algo que dije que nunca haría). Nunca he forzado a mi hijo a darme besos y eso que soy su madre, aunque yo sí que le he dado mil besos, evidentemente.

(Y cambiando de tercio. ¿Tenéis un recién nacido? ¿Habéis probado que lo coja una persona desconocida? Probadlo, es un momento mágico! El otro día pude comprobarlo en una tienda. Una dependienta miraba a mi hija con una dulzura increíble, hipnotizada cuando de repente le dije:

– ¿La quieres coger?

– ¿Me la dejas? –  me dijo casi asombrada

La cara de aquella mujer al cogerla, los ojos de emoción infinita despertaron aquella magia única que desprenden casi sin quererlo los bebés de días. Aquella mujer me contó que su hija ya tenía 6 años y que hacía tiempo que no cogía un bebé, se la veía encantada. Quizás dentro de 9 meses vuelve a ser madre :P)

MI OPINIÓN SOBRE LOS BESOS

Creo que los besos son necesarios igual que el comer, el reír y el cagar cada día. En nuestra cultura se saluda con dos besos. No vivo en Inglaterra donde se dan la mano, por eso, invito a mi hijo a que de besos aunque luego ponga la mejilla y se limpie la cara. Si algún día le digo que bese a alguien y sale corriendo, no voy a ir detrás de él, ni a llevarlo forzado para que lo besen pero sí que intento crear un hábito desde pequeño. No me gusta esa gente que entra a un lugar y que entra como un burro a la cuadra (lo veo con muchos adolescentes de hoy en día que no dicen ni mu!).

No creo que por forzar a un pequeño a dar un beso se esté creando un problemón, de hecho intento que no sea ni la mitad de tímido que yo a su edad. Cada día al entrar al cole y al salir, le da su besito a la profe sin decírselo, de hecho me ha comentado que es de los besucones de la clase (y de momento no me ha pillado hongos en la boca! ajjaa!).

No sé qué pasará cuando tenga 5 años o llegue a los 12 pero de momento estamos «trabajando en ello».

CONCLUYENDO

No escribo esto con ánimo de ofender a nadie pero es que creo que estamos llegando a un punto de no retorno. Esta bien. Que cada uno críe a sus hijos como le de la real gana, no sé quién me manda pronunciarme pero es que quería escribir sobre esto.

No obliguemos a nuestros hijos a comer, a besar, a dormir, a bañarse, a pintar en las paredes, … No dejemos que ningún adulto regañe a nuestro hijo sin conocerlo, ni le diga lo guapo que es, ni le diga a donde va con esa coleta siendo chico, …

Nuestros hijos son nuestros y de nadie más, que no nos los toquen ni besen. Dejemos a nuestros hijos de 6 años libertad total si un día quieren ponerse un traje de faralaes para ir al cole o vestirse de spiderman. Son niños, así que dejadlos volar libres, sin ataduras, sin unos mínimos que luego cuando lleguen a la adolescencia se van a pegar una hostia de campeonato. Luego cuando cojan el whatsapp y se metan en grupos a compartir guarradas con 12 años ya nos reiremos de los miniseres que hemos creado. Nos pondremos las manos en la cabeza y diremos «dios mío, yo no le he enseñado eso!». Creo que hay cosas más importantes que negar un beso. El acoso sexual, verbal, etc. puede empezar por un beso inocente pero no es la tónica general!!!

Ahora ya me podéis imaginar como una malamadre, oscura y con un látigo pero hay cosas que no las entiendo. Lo siento pero es mi opinión! Quizás estoy meando fuera de tiesto yo también pero ese post de babycenter como digo me ha dejado muy loca. Sé que me he ido al otro extremo y me he vuelto talibana de los besos pero empiezo a estar cansada de tanta crianza bajo el nombre del apego y el respeto mal entendido. Ahora os pensaréis que mis hijos van dando morreos por las esquinas y a la larga serán los más sumisos del barrio pero es que la infancia dura poco. Ahora aún puedo decirle que me de un beso aunque me ponga la cara y sé que el día de mañana le dará besos a la primera rubia que se le ponga a tiro 🙂

Besos para todos!

Beso+de+niños

 

 

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

15 Comentarios

  • Irene MoRe

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo soy muy besico na y me gusta que mis hijos lo sean. Como tú dices, le pido besos y pido que los dé. Si no lo hace obviamente ni le o ligó ni le castigo, pero quiero crearle el hábito, poco a poco.
    Y con lo de los límites tienes toda la razón, los niños necesitan límites desde el principio, de lo contrario, más adelante, la solución es más difícil.
    Besazos apretaos guapetona.

  • Café

    Acabo de leer el artículo que mencionas y lo veo un poco radical. Yo siempre pregunto a mi hija si quiere dar un beso y si dice que no ni se me ocurre insistir. Es verdad que en los pueblos son muy dados al besuqueo, pero quieras que no allí todo el mundo se conoce, pero a mi hija, aquí en la ciudad la han llegado a pedir besos auténticos desconocidos que nos cruzamos por la calle y la dicen alguna monería. Y la verdad que esa situación me llega a violentar a mi en ocasiones porque no se que decir

    • batmami

      A mi me violentaba mucho que le quitaran el chupete de la boca, así, tal cual! Entiendo que la vida en los pueblos es una cosa y en la ciudad es otra pero si saludo a una amiga también le diré a mi hijo que la salude. No pasa nada porque alguien bese a mi hijo, no sé! Un saludo y gracias por comentar!

  • Diana

    Quizás el tema de los besos se ha ido un poco de las manos 🙂 Nosotros la verdad es que somos muy besucones… Y damos y pedimos besos sin medida. Somos muy plastas 🙂

  • Marta

    Como dice Bea, de mamá de dos, #besoslibres. Hace unos días, publiqué mi post sobre que los besos en mi casa son libres, que no obligo a mis hijas a besar y mucho menos les digo que den besos fuera de casa, si ellas no quieren. No lo hago yo, ¿porqué obligarlas a ellas?

    • batmami

      en ese caso te entiendo! Si no eres de dar besos entiendo que este post se va de madre! en mi casa siempre me enseñaron a dar besos aunque a veces soy arisca y mi madre me ha regañado a veces siendo mayor! jajaja! pero bueno, cada uno en su casa hace lo que quiere o lo que ha visto. Yo no fuerzo situciones pero si que intento inculcar el saludo y el beso. Un abrazo!

  • Aprendiendo a Ser Mamá

    Ay, acabo de encontrar tu blog de casualidad, gracias a un sorteo que ha compartido Blog de una embarazada… y leyendo esta entrada, he estado asintiendo en todo momento. ¡No podría estar más de acuerdo!
    Yo a mi pobre bichito me lo como a besos, y le inculcamos que el cariño y amor se expresa, entre otras formas con gestos como abrazos y besos. Le pido besos, el papi es menos besuqueante, pero aun así él también reclama que el peque le dé besitos… ¿Qué problema hay? Es que a veces la gente tiene ganas de liarla…
    Crianza con apego… Pues eso… darle besos, no es criar con apego? Yo creo que la perfección está en su justa medida. A los niños hay que respetarlos, pero eso no significa darle toda la libertad y dejarlos hacer lo que quieran, bajo la excusa de «déjalos, son niños». Hay que marcarles unos límites y guiarlos… Porque si no, flaco favor le estamos haciendo a las generaciones venideras.
    En fin, mejor lo dejo ahí, que me enciendo y mi teclado echa humo…

    • batmami

      estoy totalmente de acuerdo contigo. No sé si son ganas de liarla o simplemente formas de entender la crianza que chocan con lo establecido. Sea lo que sea, en mi casa educamos con el beso y encuentro precioso el momento de ir a dormir y el beso o verlo como pide darle besitos a su hermana. Un beso y gracias por comentar!

  • Paula (Sin Chupete)

    No me he leído el artículo y no me apetece mucho, pero he leído réplicas, contrarréplicas y me imagino de qué va el tema. Yo soy muy besucona y me encantaría que mi hijo lo fuera, y aunque le está costando arrancarse, ya está en ello. Sin embargo, hay niños más timidones y para ellos dar un beso no digo que sea un trauma, pero sí les cuesta más y creo que hay que respetar esas distancias que ellos imprimen. Creo que los niños se acostumbrarán a dar dos besos tarde o temprano si ven que eso es lo que se hace a su alrededor y está bien animarles, pero no forzarles. O sea no es lo mismo decir «¿Quieres dar un beso a Fulanita que se va a poner muy contenta?» que decir «Dale un beso a Fulanita, no seas maleducado». Y es que pienso que hay gente muy pesada, en esto como en tantas otras cosas, que en seguida catalogan a un niño como maleducado porque no hace lo que ellos creen que debe hacer. Pero también te digo que hay madres pesadas, pesadas. Porque sí, yo comparto que nunca se debería forzar a un niño y que hay gente muy coñazo, pero uno no puede esperar reeducar a la sociedad a su gusto por ciencia infusa, o sea, que me parece una exageración que alguien se ofenda porque una tercera persona le pida un beso a su hijo (igual que me parece estúpido que alguien se ofenda porque ese niño no ha querido besar). En fin, que hace falta más relax y más zen y más no tomarse las cosas tan a pecho.

    • batmami

      como digo, el primer beso llegó a los dos años y medio. Besos sentidos a su hermana (los previos en mi barriga). Siempre que le voy a dar besos me pone la cara, a veces es él el que los da pero pocas veces. Hay madres como tu dices que son un coñazo, y sí, más follar y menos joder. ajajjaja! no va, fuera coñas! creo que hay cosas que se sacan de quicio y así nos va… un beso y gracias por comentar!

  • remorada

    a riesgo de ser incendiaria, creo que eso de «mi hijo es mío» estaría perfecto si es que después las mismas personas no dijeran que «hace falta una tribu para criar a un niño» en qué quedamos?

    yo he sido criada por mi madre, pero también por mis abuelas, mis tías – las de sangre y las de cariño – y gracias a eso he recibido recursos distintos para enfrentarme al mundo según mi personalidad (lo menos besucona que hay, por cierto, cuando mi madre es chicle! XD)

    pero al punto, tampoco soy partidaria de obligar si se puede sugerir, mostrar con el ejemplo y acercar de otra manera, pero HAY QUE SALUDAR! que hay mucho adolescente maleducado y ya a esas alturas poco hay por hacer. u.u

    • batmami

      olé remorada! jajajajaa! aquí has sido la chispa que ha prendido fuego! tribu dices… nos conocemos, yo tampoco soy un chicle boomer pero hay que saludar, hay que ser educado, hay que seguir unas formas! aún recuerdo cuando le pegué un beso a una inglesa cuando estuve allí… yo que era joven y poca cosa había visto, me salté darle la mano y no veas la cara de palo que me puso la tía! jajajaja! en fin, gracias por comentar! besotes!

  • Mamavaka

    Que gusto leer un post con sensatez!!!! Ya estaba yo preocupada por pensar que lo lógico es enseñarles a dar besos y recibirlos. Gracias por tu reflexión, a mi me ha tranquilizado mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: