Adiós al chupete, ya no te queremos!

Mira que cuesta que nuestros hijos se enganchen y se desenganchen de ese invento del demonio. A la fiera se lo di porque era un ansia viva y no veía la forma de relajarlo. Ahora con LaSanta las cosas van de otra manera porque no le gusta demasiado, se lo damos para dormir pero no es estrictamente necesario.

ElFiera dijo adiós al chupete a finales de Agosto con 27 meses. Llegó un punto en que empezamos a ver que tenía demasiada dependencia y eso que no lo llevaba durante el día, sólo para dormir. El caso es que los dientes se empezaron a torcer un poco y veíamos que mordía constantemente el chupe con un mono tremendo. Más que un chupete parecía un chicle así que el pater decidió poner punto y final, y yo me sumé a la decisión «todos a una, como en fuente ovejuna!». (Quitar el chupe es un poco como cambiar la cuna por la cama… debemos aceptar que nuestros bebés crecen!)

adios-chupete

Adiós al chupete, adiós

Para decirle adiós al chupete buscamos una forma lo menos traumática posible (aunque todas lo son porque ellos se acuerdan de su querido chupete, sobretodo para dormir). Un amigo vino de Panamá con su bebita de meses y decidimos que la Fiera debía darle el chupete al bebé, a cambio nuestro amigo le regaló un coche muy bonito, de esos de coleccionista que a la Fiera le gustan tanto. Fue un poco como cuando vino su hermana, que le trajo un furgón que le gustaba mucho. También le explicamos un cuento que nos regalaron. De hecho empezamos a decirle que el chupe desaparecería una semana antes de regalar el chupete.

Otras tácticas para decir adiós al chupeete…

1. El árbol de los chupetes. En varias ciudades de España existe el árbol de los chupetes y me parece una idea preciosa y muy simbólica. Más info sobre el árbol aquí

2. Darle el chupete a los Reyes Magos. Así también se produce un intercambio de chupete por regalos.

3. Tirar el chupete en un lugar que de mucha grima o se autodestruya. En el WC, en el fuego o en un corral lleno de pavos. No es la manera correcta pero a veces funciona por accidente, sino que se lo digan a babbupi o a mi sobrina, que se le cayó en un corral en el pueblo y ahí puso fin a su romance chupetil. Lo cierto es que cualquier excusa es buena para quitar el plástico pero cuidadín.

4. Aquí en Catalunya también se estila regalar el chupete als Gegants. Cuando los Gegants hacen su desfile (cercavila) muchos niños les entregan su tesoro más preciado. En mi pueblo hay un cuervo que va recogiendo los chupes.

5. El hada de los chupetes. Dejar el chupete en una caja y hacerlo desaparecer. Un poco como el Ratoncito Pérez. Hay gente que opta por hacer un diploma de entrega, y explicar al pequeño que el chupete se lo darán a otro bebé.

Las posibilidades son múltiples y debo admitir que las primeras noches son difíciles. En mi caso tuve que dormirlo completamente cada noche durante 2 semanas más o menos. Usó mi pelo como calmante y no fue nada fácil. Por la noche también se despertaba sobresaltado y tuvimos que dar mil dosis extras de cariño. Pasado un tiempo se conformó con escuchar los cuentos que le leíamos y a día de hoy seguimos con la rutina de los cuentos, eso sí, ahora dormimos con coches… muy agradables por su tacto suave 😉 La verdad es que creo que nunca se está preparado para dejar el chupe, por lo que vimos necesario quitárselo antes de ir a más. Sé que sin chupete lo hubiésemos pasado muy mal, seguramente mi lactancia se hubiese ido al garete, así que le doy las gracias. Eso sí, si ahora puedo evitarlo, lo haré porque el síndrome de abstinencia  a veces es demasiado duro

¿y vosotras? ¿qué método utilizasteis para deshaceros del chupete?

Madre de dos fieras. Risueña y soñadora con alma de cántaro. Gracias a mis hijos estoy aquí y gracias a vosotros sigo escribiendo. Así que hasta aquí puedo leer que las bios no son lo mío. ¿Te ha gustado el post? ¡tú comenta lo que quieras que yo prometo contestar! y si te apetece comparte, así me ayudas a llegar a más gente ;) Feliz día!

9 Comentarios

  • Sheila

    Me ha encantado tu post.. Creo que de aquí a unos meses yo también escribiré uno parecido. Aunque con 24 meses aún no vemos el momento. Nos hemos propuesto que de este verano no pasa…

  • Irene MoRe

    Hola guapa. Yo ya conté en el blog cómo lo hicimos. Aproveché le viaje a la playa y le dijimos que se había perdido en la arena. Como dices, le afecctó sobretodo al dormir, pero como dormiamos en la misma cama de la habitación del hotel, pues se hizo un poco menos duro.
    Durante bastante tiempo preguntó bastante por él, pero afortunadamente pasó.
    En cualquier caso, tanto él como yo lo pasamos tan mal que ahora no le he puesto chupete a Hermanito. Me da miedo que al vérselo, con eso de los celos, también lo pida, así que de momento ahí estamos, aguantando el tirón. La verdad es que para dormir no le hace falta, pero me vendría genial para esas tomas largas de más de dos horas, para poder descansar yo un poco, pero prefiero eso a tener que lidiar con Peque y el chupete nuevamente.
    Besazos preciosa.

  • La mama fa el que pot

    Pues yo escribí hace unos meses sobre este tema porque mi peque también estaba bastante enganchada al chupete y no sólo para dormir como era tu caso.
    Ya con la visita de los 18 meses la pediatra me dijo que debía dejar el chupete y cuando se acercaba la visita de los 2 años la verdad es que iba un poco preocupada por la pregunta de si seguía con el chupete.
    Pero resulta que unos días antes medio en coña mi hermana le dijo que para que quería el chupete si ya era grande, que lo tirara por la ventana y la enana ni corta ni perezosa lanzó el chupete (por suerte mi hermana lo cazó al vuelo).
    Y nada como ella lo había tirado por la noche cuando preguntó por él le dijimos que si no se acordaba que lo había tirado y se conformó.
    Yo aún alucino de lo bien que lo llevó, la verdad es que no deja de sorprenderme con según que cosas.

  • unamamaarquitecta

    La emperatriz no fue de chupetes…los escupía todos todos, así que llego un punto que dejamos de ofrecerla..hay unos compis de clase de ella que lo llevan y ya tienen más de dos años y las madres están desesperadas..creo que una le dijo de dárselo a los reyes y nanai de la china.. :S

  • elena

    Nosotros, a instancias de una mami que leyó estos artículos, convertimos nuestro árbol en «árbol de los chupetes». En nuestro local de Menendez Pelayo 25, podéis acordar con nosotros visitarnos un sábado, cuando aparece el hada de los chupetes. El hada les contará que se los coge para dárselos a un bebé que lo va a necesitar, y les regala un juguete (algo que la madre elige previamente). Además, si quiere, puede pintarse la cara como el hada, o como al peque más le apetezca. Si os interesa, podéis escribirnos a info@labolsamagica.com y acordar una cita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons
A %d blogueros les gusta esto: