Blogging y más

Necesito mindfulness digital

A veces no te das cuenta, pero poco a poco te atrapas… ¡no os asustéis! 

Miras el móvil para mirar la hora y acabas viendo una notificación…

la abres… entras, vas a un lado, luego a otro, de repente te envían un whatsapp, entras en la conversación…

mindfulness

Tengo el móvil siempre en silencio porque odio escuchar notificaciones cada dos por tres. Si veo una llamada, la devuelvo o a veces se me olvida. El grupo del colegio lo tengo silenciado… no soy muy de grupos de whatsapp pero he descubierto el maravilloso mundo de los audios de voz y creo que son un gran invento para las madres. Mi maromo se ríe de mi porque dice que hablo contra un móvil, mis monólogos a veces son chorradas otras veces son directos. Él se ríe porque es incapaz de grabar uno e incluso me ha dicho que siempre uso la misma estructura en mis mensajes: digo algo, doy una vuelta, resumo y digo adiós. No sé si es verdad pero bueno, los audios me han salvado porque muchas veces no puedo contestar llamadas urgentes.

La vida con un blog y con otros perfiles de empresa no es fácil. Las redes sociales son un cometiempo! Más cuando trabajas con la nena en casa… no siempre puedes rascar una hora para asuntos urgentes y sueles hacer las tareas de noche.

Recibes o envías un mail con una propuesta, se intercambian mil mails para llegar a un acuerdo o simplemente llamas a la persona interesada y zanjas el tema. Muchas de las ofertas salen adelante, otras son un tira y afloja por agotamiento…

Escribes posts, edita fotos, difunde contenido, contesta comentarios, comenta otros blogs…

Luego se suman los perfiles sociales: actualiza, sigue a otros perfiles, comenta, contesta los comentarios, busca la foto perfecta (vaya, hoy está nublado!)

Si a eso le sumas que llevas dos o tres cuentas más por trabajo, imagina como acabas el día…

De un tiempo a esta parte me he dado cuenta que me comprometo a hacer cosas, entro en la rueda y a veces no sé decir que no. Debería ser capaz de decir “no, esto no me interesa! no me aporta absolutamente nada!”.

Mi tiempo es oro y mi familia es lo que más me importa. El blog puede esperar.

Lavadoras por poner, mails por contestar, la sopa boba en el fuego, dobla la ropa, ves al súper, envía un mail a tal empresa porque no has recibido un pago, planifica acciones, no te olvides de mirar la agenda del fiera, otra vez me he olvidado de lo que tenía que hacer… planificar, planificar, planificar!

Hoy laSanta está enferma. Otros días yo no estoy en la cresta de la ola…

Con todo a veces siento que la balanza se desequilibra y que necesito un kitkat.

Quizás ahora no es el momento porque hay bastante trabajo, quizás debería sentarme en una mesa frente a mi libreta y escribir: que es lo que quiero ahora | que es lo que no quiero ahora.

A las que estáis detrás de las redes…

¿cuál es la fórmula mágica? 

Este post lo he escrito porque hace mil que me rondaba por la cabeza después de una movida y hoy @Nace1mama me ha inspirado! 

3 Comments

  • Reply Almudena 19/11/2016 at 16:57

    Menos mal!!!!! Creía que era la única que le pasaba …….. .

  • Reply Irene MoRe 21/11/2016 at 10:07

    Yo hace tiempo que veo muchos menos blogs, ya no digo lo de comentarlos, y en twitter e IG también he bajado mucho la actividad.
    Besazos.

  • Leave a Reply

    Simple Share Buttons
    Simple Share Buttons
    A %d blogueros les gusta esto: