Cosas para bebes Inquietudes de una madre Maternidad

Eres mujer, fuente de vida

Llevo unos días diciendo y sintiendo la necesidad de decir a gritos que ERES fuerte, eres valiente, eres mujer. Si desde que naciste ya lo eras, ahora que eres o vas a ser madre te darás cuenta del poder que tienes y la gran fuerza interior que albergas. Tenemos la gran suerte de contener y dar vida, y eso para mi no tiene precio.

El embarazo desde el primer momento provocó un cambio en mi interior, sufrí una metamorfosis profunda y me di cuenta de que nada volvería a ser igual, tanto a nivel físico como a nivel mental. En el instante en el que supe que estaba embarazada me sentí más viva que nunca, me sentí plena y fue entonces cuando decidí cuidarme más que nunca: una buena alimentación, un poco de ejercicio, beber agua, dormir y estar tranquila. (Aquello fue durante el primer embarazo, el segundo ya se sabe que aunque nos cuidamos lo del dormir ya no se nos da tan bien…)

Lo cierto es que en el momento que tuve a mis hijos en brazos tuve una sensación de paz inmensa. Sentí en las dos ocasiones que la vida guarda su mejor regalo y nos da ese don a las mujeres.

Mujeres en casa, en el trabajo, en el cielo, en la tierra, en el infierno, en todas partes! Como madre, hija, amiga, esposa, albergo amor y tengo rincón en mi corazón para enfrentarme a todos esos roles en la vida. Lo admito. Me gusta ser mujer, aunque deba luchar siempre, aunque deba demostrar al mundo que soy grande y poderosa. Seguiré caminando o fluyendo como un río, adaptándome a lo que venga, con más fuerza, con más calma, intentando ser una gota en el océano de la vida. Tenemos esa capacidad de fluir si nos sentimos bien con nuestra mente y nuestro cuerpo, puedes ser el mar o un inmenso océano. Puedes ser una gota en una tormenta o una gota en una fuente, cada una con su esencia, con su fuerza y pureza.

Haz que las cosas pasen, cambia lo que no te gusta, fluye, cuídate, escúchate, siéntete y muévete. Para SER primero debemos sentirnos bien con nosotras mismas y buscar el equilibrio interno, no eres la misma persona que ayer por eso cuídate, solo así podrás dar lo mejor de ti.

* Este es un Post Patrocinado por Font Vella, el agua natural de mineralización débil y baja en sodio que te cuidará haciéndote sentir bien a ti y a tu familia.

5 Comments

  • Reply Marta 21/05/2015 at 12:50

    Guau, me ha encantado el post. Muy bueno!!

  • Reply pequeboom 21/05/2015 at 14:48

    Y tanto que cambiamos, nos cambian desde que llegan y todo se vuelve maravilloso y de repente nuestros malos ratos se nos pasan con mirarles, cualquier dolor, pena o sufrimiento se mitiga con una de sus caricias o abrazos.
    Somos muy grandes, lo malo es que a veces nos cuesta creérnoslo.

  • Reply Mónica 02/07/2015 at 10:38

    <3 Me encantan tus palabras¡ Todavía no sé lo que es ser madre, pero las niñas y niños me apasionan y sobretodo su educación… nos enseñan tantísimo¡¡ Como bien dices ya desde antes de nacer =)

    • Reply batmami 26/07/2015 at 17:33

      Espero que algún día puedas experimentar esa fortaleza, aunque las mujeres somos fuertes antes y después de ser madres! En mi caso me he dado cuenta después de ser madre 😉 un abrazo

  • Reply Crianza (ir)respetuosa | AdB 23/05/2016 at 19:28

    […] Eres mujer […]

  • Leave a Reply

    Simple Share Buttons
    Simple Share Buttons
    A %d blogueros les gusta esto: